Joaquín Harguindey: “No hay forma alguna de que una presidencia de Trump sea beneficiosa para América Latina”

El politólogo, director del Observatorio John F. Kennedy, analiza el triunfo inesperado de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos y el escenario que se presenta para la región con el nuevo liderazgo del republicano.

e-yyehqi

¿Qué análisis preliminar se puede hacer del triunfo de Trump?

En términos de lo que se puede analizar, hemos tenido el error de encuestas más grande de la historia de Estados Unidos, en la edad moderna. Lo que se vio en el electorado en el dia de la elección, es que Trump logró lo se pensó que nadie podía hacer, que era romper la muralla azul demócrata, un conjunto de estados que se suponían seguros para el partido demócrata.

Pasó con el Brexit y con el referéndum por la paz en un Colombia…¿Por qué fallan las encuestas?

Los instrumentos que poseen los encuestadores en los Estados Unidos son de los más sofisitcados que existen en el planeta. No se encuesta en ningún lado como en Estados Unidos. Se suponía que Estados Unidos iban a ser inmunes de los errores de la encuesta colombiana o británica. Lo que los encuestadores han dicho hasta ahora es que hubo mucho cambio de voto a último minuto. Lo que se ve es que no encuestaron correctamente porque hicieron el muestreo mal y porque tuvieron tasas de respuesta bajísimas, lo que hace que ahora se precisen nuevas formas de encuesta. Probablemente lo que se está barajando es que va a costar muchísimo más dinero.

Link a la nota completa

¿Cómo impactó la crisis del 2008/2009 en el voto a Trump?

Yo descreo por completo que el votante de Trump como alguien empobrecido que reacciona contra la desindustrialización y los tratados de libre comercio, creo que eso es parte de una narrativa, pero no se respalda en los datos, ni en la boca de urna, ni en censos. La mayor parte de la población perdió dinero en la crisis, creo que el resentimiento racial, los cambios demográficos, tanto el color de piel del presidente y los deseos de la comunidad negra por ser tratados como ciudadanos normales y como ciudadanos de segunda categoría por la policía, creo que genera muchísima inquietud por parte de una población que está acostumbrada a ciertos privilegios raciales y que Trump supo hacer reaccionar en combinación con una caída en participación demócrata, por tener una candidata que resultó ser bastante mala.

Del lado de la campaña de Hillary, ¿Qué errores hubo?

Clinton es una persona que ha estado en política los últimos 30, 40 años, es alguien que lleva un montón de batallas encima con respecto a políticas particulares y la idea de primera dama que ella rompió e hizo añicos. Antes que ella, se habian dedicado a asuntos no controversiales, un rol bastante arcaico, decorar la casa Blanca, ponerse vestidos. Clinton desde un principio se dedicó a tratar de implementar un programa de salud que se pareció bastante al que llevó a cabo Obama, que ahora será mayormente revocado por el congreso republicano. Esa capacidad de generar enemigos, de llevarse mal con la prensa, con la incapacidad de hacer partidos para trabajar en conjunto, junto con Rusia, no le permitió generar la “coalición Obama” de vuelta, que era esencial para la victoria.

¿Qué escenario considerás que se planteará en el futuro con un Trump presidente?

Yo creí como el resto de los analistas que Clinton tenía un triunfo asegurado, que había una chance pequeña de errores en encuestas que redujeran los márgenes del triunfo electoral. Asumiendo ese tipo de cosas, la posibilidad de una presidencia de Trump, nunca la consideré como una opción realista.

Una de las teorías respecto a Trump es que se va a dedicar a las “grandes cosas”, el muro, la destrucción de nafta, hacer que sus aliados paguen por la participación de la OTAN.

Algunos analistas llegaron a aventurar que un triunfo de Trump podía ser beneficioso para la Argentina. ¿Qué opina al respecto?

No hay forma alguna de que una presidencia de Trump sea beneficiosa para América Latina. Es alguien que está dispuesto mirar hacia otro lado ante situaciones de derechos humanos, a tratar la región desde una perspectiva anacrónica. Tal vez el liderazgo de América Latina se de cuenta de que no hay un rescate por fuera de la región, tal vez logre gobernarse a sí misma simplemente por un vacío de poder.

¿Qué figuras puede elegirse como opositora después del triunfo de Trump?

Las únicas figuras que quedan en pie son las de Barack Obama y las de Michelle Obama. Una candidatura de Michelle no tendría precedentes, pero como estamos en un periodo en que tenemos que reescribir las reglas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *