“El sistema electrónico viola la integridad y el secreto del voto”

Tras la presentación del proyecto de ley de Reforma política por parte del Gobierno nacional, Un Mundo Feliz charló sobre los aspectos negativos del voto electrónico con la especialista en Propiedad Intelectual, docente de Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y referente de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche.

busaniche.jpg_1169487972

Tras la presentación del proyecto de ley de Reforma política por parte del Gobierno nacional, Un Mundo Feliz charló sobre los aspectos negativos del voto electrónico con la especialista en Propiedad Intelectual, docente de Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y referente de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche.

 

-¿Existen diferencias entre la Boleta Única Electrónica y el voto electrónico?

No son cosas distintas. El sistema de Boleta Única Electrónica (BUE) es un sistema de voto electrónico. De hecho, uno puede definir un sistema de voto electrónico como un sistema en el cual se utiliza una tecnología informática para la emisión y el conteo de los votos.  Y en este caso cumple los dos requisitos .Es una forma de voto electrónico con todos los riesgos e incertidumbres que genera cualquier sistema de voto electrónico en el mundo

-Pero el Gobierno dice que el conteo final se hace con los votos impresos de la máquina…

-Es falso y está demostrado en la práctica. La única forma de emitir un acta de escrutinio provisorio en una mesa electoral es a través de la máquina, y la máquina no cuenta lo que dice el papel sino lo que dice el chip. El primer engaño mayúsculo que ejerció el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el año pasado y que intuyo intenta repetir el Gobierno nacional tiene que ver con la idea de que la máquina sólo es una impresora.

No es sólo una impresora sino que es una máquina de propósito general con la que se puede hacer cualquier cosa que se hace con una máquina común y corriente, incluyendo navegar por internet, twittear. En Holanda hubo algo muy divertido, que es que con una de estas máquinas armaron una partida de ajedrez.

Después está claro que en el  escrutinio provisorio se cuentan los votos que están en los chips, no los que están en papel. Además, el proyecto prevé un muestreo del 5 por ciento para el escrutinio definitivo.


-¿Y cuáles son los riesgos del voto electrónico?

-Hay múltiples riesgos. Está matemáticamente comprobado que no es posible desarrollar un sistema de voto electrónico que resguarde todas las características exigidas en el sistema electoral, es decir, la integridad, la auditabilidad, la universalidad y el secreto del voto. Este es un punto clave porque es el atributo de los derechos electorales que más en riesgo entra.

En otros países, como Alemania se prohibió el voto electrónico porque no todos los ciudadanos tienen acceso a la información sobre el sistema y eso atenta contra la democracia…

Alemania lo prohibió en 2009 con un fallo del Supremo Tribunal Constitucional. Es un fallo ejemplar que marca un antes y un después y esta misma característica que el Supremo Tribunal alemán destaca como problemática está presente en proyecto del Gobierno.

-¿Cómo evaluás la experiencia del año pasado en la Ciudad de Buenos Aires cuando se eligió jefe de Gobierno?

-Tenemos una visión muy negativa. Primero se votó con un sistema probado que tenía vulnerabilidades, como el multivoto, que fue confirmado. Uno no puede decir que no hay más vulnerabilidades, porque sabemos  que el sistema operativo tenía  otras 250. Ese día, cerca de las 21 se congeló el sistema de transmisión y además hubo casos de quienes reportaron vulnerabilidades y terminaron con sus casas allanadas y con causas penales.

Pero lo peor que a nuestro entender es que la población fue desinformada, engañada y compró espejos de colores. Se blindó el sistema en términos informativos y ese es el peor de los problemas.7B6221-36295

-Sabemos que se trata de un gran negocio, ¿cuántas empresa
s podrían proveer las máquinas?

-La  única empresa que está en condiciones de proveer las máquinas que señala el proyecto es MSA. De todos modos, más allá de lo que diga el gobierno sobre un desarrollo propio, se firmó un acuerdo con Corea, que vota con boleta única de papel, pero nos a ayudar a nosotros.

-¿Este sistema abarataría costos como argumenta el Ejecutivo?

-Todo lo contrario. La infraestructura electoral es la misma, las autoridades de mesa son las mismas, el uso de cartón es el mismo. Va a haber menos boletas pero es el único punto de ahorro porque hay que alquilar las máquinas, pagarle a los técnicos. Es infinitamente más caro y hay que sumarle el costo ecológico: estas máquinas están preparadas para estar 12 horas para funcionar con batería en caso de que se corte la energía eléctrica. Estamos hablando de toneladas y toneladas de baterías de litio que deben ser almacenadas entre elección y elección y que tienen riesgo de seguridad, pueden explotar con consecuencias medioambientales.

Hay algo que no se puede soslayar: que alguien diga que votar con máquinas antes que con papel es más barato, te toma por idiota.

-¿Y cuál sería el sistema de voto ideal?

-No es el sistema de voto electrónico. Esto empeora porque optimiza las posibilidades de hacer fraude, de vulnerar el secreto del voto, lo que ayuda al clientelismo político. Si lo que se quiere solucionar es el robo de boletas, se terminaría con la boleta única de papel como han implementado con mucho éxito Santa Fe y Córdoba.

1 opinión en ““El sistema electrónico viola la integridad y el secreto del voto””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *